Shaquille O’Neal a sus hijos ‘No somos ricos, yo soy rico’

Shaquille O’Neal pasará a la historia como uno de los mejores jugadores de la NBA. A los 49 años, la excéntrica leyenda del baloncesto, que jugó en equipos como Los Ángeles Lakers, Boston Celtics, Orlando Magic o Miami Heat, vive ahora convertido en toda una celebridad en Estados Unidos. Además de pasárselo en grande como comentarista de baloncesto en televisión, le encanta hacer de DJ en festivales o actos donde lo contratan.

Durante una entrevista, el también conocido como Shaq Attack ha hablado de su prole y ha asegurado que, por encima de todo, no quiere que sus hijos se conviertan en unos malcriados. Y para ello ha tomado cartas en el asunto. La exestrella de la NBA tiene cuatro hijos con su ex mujer Shaunie y un hijastro y una hija fruto de una relación anterior.

O’Neal, que consiguió hacer una enorme fortuna de la que ahora disfruta, ha sido muy claro con sus hijos: no les va a regalar nada a pesar de que él tenga mucho dinero. Deberán buscarse la vida y gestarse un futuro si no quieren pasarlo mal. Así lo ha explicado en una entrevista en el podcast Earn Your Leisure.

«Mis hijos ya son mayores. Están un poco molestos conmigo, bueno, no realmente molestos, pero no me entienden. Les digo todo el tiempo: ‘No somos ricos, soy rico’. Tenéis que tener una licenciatura y luego, si queréis que invierta en una de vuestras empresas, debéis presentármela. No os voy a dar nada porque sí. Teneis que ganároslo». Esa es la lección de vida que les quiere dar Shaquille a sus vástagos para que no se acostumbren a una vida acomodada.

Está claro que no tiene ninguna intención de regalarles nada que no se merezcan. Quiere que aprendan la importancia de trabajar duro y que tienen que prepararse a conciencia para conseguir los objetivos por uno mismo. Su decisión le ha convertido en un padre «poco popular».

El deportista creció en un barrio muy humilde de Nueva Jersey, en el que la educación era casi un lujo. Por eso, tiene muy claro cuál es su prioridad. «Esa es la única regla: que estudien. No me importa si juegan al baloncesto», explicaba O’Neal, que añadía: «Tengo seis hijos. Me gustaría que uno fuese médico, dueño de un fondo de cobertura, farmacéutico, abogado, dueño de varios negocios, alguien que se hiciese cargo de mis negocios. Pero les digo que no se lo voy a dar. Tienen que ganárselo».

Además de como gestiona su fortuna con sus hijos, Shaquille O’Neal ha explicado que no le gusta nada que lo consideren una celebrity: «No quiero estar en esa categoría.

Ver video:

Están locas. Estas personas están locas por la forma en la que tratan a los demás, lo que hacen, lo que dicen… nunca he sido así. No quiero que me miren así.

Soy una persona normal que escuchó, persiguió sus sueños y los cumplió. Vengo de la nada, y sólo porque lo haya logrado no significa que sea mejor que tú, más inteligente que tú o, porque tenga más dinero, signifique que sea mejor que tú. Nunca he sido así y nunca lo seré».